+34 958 05 66 75 info (@) battever.com  

Todos esperamos el ansiado momento: las vacaciones. Poder desconectar de la rutina, tomar el sol, bañarte en la playa… pero aunque intentemos no hacer caso a nuestro smartphone ¡siempre está llamándonos con sus cantos de sirena! Sin darnos cuenta, nos quedaremos sin batería y en el peor momento.

¿Te ha ocurrido alguna de las siguientes situaciones?

  1. Te han dicho que hay una cala preciosa cerca de donde estás, y ni corto ni perezoso te vas para allá, da igual si tu orientación es nula, Google Maps te llevará hasta allí. 2 horas después, se está yendo el sol, estás perdido, y para colmo te vas a quedar sin batería… No se estaba tan mal en la playa abarrotada de sombrillas, ¿eh?
  1. Tumbona, gafas de sol… y la tentación te puede: Vas a hincharte a selfies con un bonito filtro y el mar de fondo. Por fin eliges una (son todas iguales, y lo sabes), y mientras se sube… ¡adiós batería! ¡Tenías que haber elegido la primera alma de cántaro!

 

batería baja

 

  1. Esperando la nota que decidirá si vas a pasarte un agosto con moreno flexo o no, te quejas un buen rato de cuánto están tardando en ponerla… y ¡boom! Por fin la subieron, vas a entrar en tu correo a ver la nota… ¡ay ay ay, batería baja! El móvil se toma un descanso y a ti te entrarán los nervios.
  1. Has salido de fiesta con tus amigos, y alguien tiene la brillante idea de acabar la noche en la playa. Pero pierdes a tus amigos, estás sólo en la playa, no sabes volver al hotel, y te has quedado sin batería. ¡El único amigo que te queda es el banco donde vas a dormir!

 

battever batería

Tu batería fuera de casa

 

  1. ¿Eres de los que lleva los billetes y entradas en el móvil? Ya el último día de tu viaje de vacaciones, solo tienes que mostrar tu móvil, subirte al avión y volver a casa. Es tu turno… ¡y se te apaga el móvil! No deberías haber escuchado toda esa música. Sin vuelo y sin batería, ¡te quedas en tierra!